" />
Economía

Salarios e impuestos: ¿una economía monógama o polígama?

economía monógama

Las nuevas medidas de Pedro Sánchez sobre los salarios e impuestos deja un interrogante de cara al 2019 con respecto al crecimiento económico. Pero, ¿deberíamos tener una economía monógama o polígama?

Salarios e impuestos: ¿una economía monógama o polígama?

El gobierno ha decidido aumentar el salario mínimo un 2% para el componente fijo y un 1% para el variable el próximo año. A su vez, planea la introducción de impuestos del 15% sobre la renta, de un 18% para las empresas petroleras y los bancos, de un 15% para las inmobiliarias y la introducción de un impuesto del 5% para los dividendos procedentes del extranjero.

Siempre nos encontramos ante la dualidad de estos temas. Si incrementan los salarios los productos lo hacen, si se imponen un nuevo impuesto a la banca este se trasladará a las comisiones en los préstamos.

Como inversores que somos siempre analizaremos estos temas contextualizando los mismos sobre que sería mejor para la empresa y por ende nuestras inversiones.

Esto está claro y es inherente a nuestro objetivo. Lo cierto es que los políticos aprovechan estas idas y venidas para sacar algún rédito político. “Pero mira que bien el gobierno que piensa en la gente” o “Es un gobierno autoritario que desincentiva las inversiones”. Un lado y el otro de la vereda.

En toda economía hay dos partes: el empleado y el empresario. Estos mismos atravesados por realidades distintas y un mundo que ha mutado desde hace mucho tiempo donde lo que se busca es un beneficio: la nómina para el empleado y los beneficios para el empresario.

No existe el uno sin el otro, ya sea una pequeña empresa o una gran multinacional. ¿Alguna vez podrías ver a Ana Botin atendiendo a la gente en una sucursal? No lo creo. Por lo que necesita de empleados que cumplan las distintas funciones, sean de menor o mayor jerarquía.

En el medio de estos dos el gobierno, vamos no digo que sea el malo, pero es quien juega la mayor carta al momento de negociar y donde priman mucho más la posición económica que los derechos.

No me quiero enrollar con este tema en concreto pero si traer la idea de que cuando escuchamos todas estas noticias no nos pongamos de ningún lado sino entender que si la gente no puede adquirir bienes o servicios no tiene caso que existan las empresas. ¿O es que podéis ir al supermercado y pagar con un abrazo?.

El dinero es tan necesario para ambas partes, una para vivir tranquilo cubriendo sus necesidades y caprichos, otro para poder crecer y expandir su negocio.

No existen economías monógamas sino economías polígamas, para traer el concepto a algo más simple de entender.

Aunque la realidad nos demuestre lo primero, la economía en cualquier país del planeta es la suma de muchos factores. Si se buscara un equilibrio quizás viviríamos en un mundo mejor, por no decir más justo.

Adrián Oscar Vaca Guzmán

Author Adrián Oscar Vaca Guzmán

More posts by Adrián Oscar Vaca Guzmán

Leave a Reply